Se podría corregir la cronología de teorías de la comunicación, por ejemplo de Mattelart, con episodios como la relación de Lazarsfeld con Adorno (cita) en las primeras propuestas teóricas sobre el medio radiofónico.

Una periodificación de las escuelas teóricas de la comunicación se usa para agrupar el paradigma, los abordajes, la perspectiva epistemológica que orienta la comunicación en muchos investigadores, en las propuestas teóricas que se plantean durante un periodo histórico (la clasificación de Saperas).

En el cambio al siglo XX filósofos y sociólogos centroeuropeos recogen tradiciones y tesis anteriores y se proponen definir y tratar las masas sociales. No se puede reconocer una escuela hasta los años 20, cuando el departamento de sociología de la U. de Chicago investiga fenómenos urbanos de formación de opinión pública. Los sociólogos de la comunicación atribuyen a los medios de comunicación que los colectivos adopten posiciones comunes, por efecto entre otros factores, de la prensa. Las tesis conductistas, la inducción de conductas por estímulos se utilizan como contexto que explique los comportamientos colectivos.

La Escuela de Chicago (wikipedia) designa con más frecuencia, a la sociología de la comunicación posterior a la 2GM, en relación con el interaccionismo simbólico que se recoge y divulga en los años sesenta.

Algunos años antes en la Universidad de Fráncfort se funda un centro de investigación social que recoge a filósofos revisionistas del marxismo que a lo largo de los años 30 cuestionan el impacto de las industrias de información y de difusión sobre las culturas nacionales, como un precedente de la cuestión de la globalización. La crítica de los usos abusivos de la tecnología es una de las notas de la Escuela de Frankfurt (wikipedia). El interés prioritario por las industrias culturales se mantiene hasta nuestros días en intelectuales de relevancia e impacto como los textos de Noam Chomsky. La historia de los frankfurtianos ha sido escrita por los herederos del marxismo (Marxism Internet Archive) y reescrita y criticada por liberales, como en un conocido texto de Alain Benoist, desde politicas y epistemologías enfrentadas.