A lo largo del curso hemos encontrado variadas referencias a una técnica o procedimiento de reflexión, de conocimiento llamándolas métodos o teorías de la comunicación. Así lo comentarán quienes tienen que hablar de revistas, congresos o blogs. Las diferencias terminológicas también son asunto de visión, formación y preferencias personales. Vaya la mía en versión generalizada.

La referencia más sencilla suele citar como método o teoría una técnica o procedimiento investigador. En ocasiones la referencia va directamente al proceso: card sorting, entrevistas, grupo delphi, etc. Las técnicas cualitativas han estado peor vistas, pero con el cientificismo de las últimas décadas, van recuperando su terreno. Otros ejemplos de lo que son tipos de técnicas de investigación y de reflexión científica se encuentran denominadas método en wikipedia española. Las formas de alcanzar unos resultados o de constituir unos datos no dependen del modo del pensar el investigador/a o el marco teórico en que sitúe su investigación. Hay técnicas cuantitativas usada en estudios empíricos, pero también son frecuentes es estudios de economía y política de la comunicación o en estudios culturales.

La etimología apunta un posible sentido de Método, más citada como el camino (en griego: òdos) hacia (meta). El proyecto de conocer tiene que construir su propio modo de alcanzar el fin que persigue. En ciencias sociales y humanidades estos procedimientos pueden ser únicos, y muchas propuestas de método lo son, ya que no se vuelven a reproducir las circunstancias o los puntos de vista que orientaban el trabajo (Descartes, Husserl, ...). Entre los científicos experimentales es más sencillo que un investigador/a prolongue y amplíe una aportación precedente mientras no se produzcan cambios trascendentes en la consideración de la materia, la energía, el mundo físico... En esta diferente orientación del método unos destacan más el caracter integrador o innovador sobre lo que se conoce, mientras otros exigen que sean medibles, observables, contrastables las afirmaciones y pasos que se dan en la investigación. Un debate más general sobre la temporalidad de las constantes y prefencias científicas ha acompañado la revisión postmoderna del método.

Si el método aporta el diseño general de un tipo de investigación, no siempre repetible, la Teoría delimita un campo en el que se cumplen o se investigan hipótesis acerca de la naturaleza, el funcionamiento o el valor de instituciones, acciones, etc. Es una manera provisionalmente aceptada de explicar un fenómeno. Hasta que se imponga o contradiga por teorías de hipótesis diferentes, normalmente posteriores. En una misma disciplina o campo científico pueden convivir teorías bastante enfrentadas o incluso contradictorias, como se puede ver en la discusión entre escuelas e instituciones científicas.

El marco general de unas teorías, en definitiva, no es la ciencia, sino la manera de entenderla. Muchos de los enfrentamientos entre teorías no obedecen a sentidos científicos tan irreconciliables. Caben teorías muy distintas en una misma ciencia, mientras una teoría no imponga sus demostraciones o su capacidad explicativa "por encima" o más allá de la oferta de las otras. La diferencia teórica más importante está en el sentido de ciencia que defienden los teórico/as. Quien viene de un mundo de magia primitiva, quien sostiene unas fuertes convicciones religiosas o quien supera el debate científico desde la postmodernidad o teorías del caos se enfrenta, quiera o no, a los pragmáticos y concretos espíritus confiados en su capacidad de observación, en el poder explicativo de las reproducciones de laboratorio, en la lógica aplastante de un impecable diseño numérico automáticamente controlado. Entre el sentido más ingenuo o superficial de ciencia, hasta el sentido imperativo y todopoderoso de las instituciones de la razón, se mueve el termómetro de la "ciencia". La epistemología, el discurso y los sistemas de aprobación y confirmación de lo científico (episteme) admite todos los "grados", entre la fría aproximación o la encendida consagración del papel de la ciencia en la cultura y la sociedad.

En último congreso IBERCOM y a raíz de su tesis doctoral, la profesora García Jiménez (blog) demanda una mayor formación metodológica, que sólo se puede ofrecer ajustando los cursos a las opciones epistemológicas de los grupos de alumnos o en general interesados por investigar. POr tora parte el ajuste de los contenidos metodológicos a los alumnos puede sacar de la historia y las instituciones académicas a la sociedad y la empresa el valor del conocimiento y de su producción, venga de donde venga y lo produzca quien lo produzca.